Mientras Espero

Home / Meditaciones / Mientras Espero

Cuando las cosas suceden distintas a lo que planeamos. Cuando obedecemos a Dios y las respuestas no llegan. Cuando hacemos la voluntad de Dios y parece que todo sale mal, que de esa manera no resulta. Debo esperar, debo dejar que el Señor siga construyendo y formando el plan que tiene para mi vida.



Paciencia, otra vez la paciencia. La apacible paciencia que brota del Espíritu que ahora mora en cada verdadero creyente, redimido y comprado con la sangre del Hijo. Mientras espero, vivo la paciencia. Dejo que el Espíritu de Dios inunde mi alma y me permita alcanzar a ver lo que Él tiene en mente, lo que Él está haciendo. “estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;” Filipenses 1:6.
Mientras espero, le sirvo, intento ser útil en sus manos. Me acerco a él y le adoro. Le alabo. Para eso fuimos creados: Para estar cerca de nuestro creador. Para ser como Cristo es.