Navidad

La época de navidad es un momento que comienza a llenarnos de expectativa y emoción, de alegría al sentir que algo mejor puede ocurrir. Pareciera que el ambiente que nos rodea estuviera invadido de amor y paz, que los malos sentimientos ya no están y que el mundo puede ser un buen lugar para vivir. La realidad muchas veces es así, pero esa realidad dura poco. Es extraño ver que ese momento sucede tan rápido, como queriendo decirnos que la felicidad tiene una duración muy corta. ¿Horas o minutos?

 

Hay algo que está un poco más allá de las luces, monitos de nieve y toda la decoración navideña. Es en el pesebre de Belén en donde Dios hizo que ocurriera un suceso sobrenatural con una vivencia tan natural, pero milagrosa, como lo es un nacimiento. Cuan acostumbrados estamos a saber que alguien nació. Es un milagro tan natural para nosotros. Pero en Belén no fue sólo el nacimiento de un niño al que llamaron Jesús. El creador nació como una de sus criaturas. Fue Dios mismo que se humilló a nuestra imagen y semejanza. Es el milagro de que Dios ahora está con nosotros, y es por nosotros, eso significa Emanuel.

 

La mayor diferencia entre una relación personal con Cristo y absolutamente todas las demás religiones del mundo es esta: Dios viene a nosotros. Dios tiene misericordia de nosotros. De él viene la salvación. Toda otra religión es completamente al revés, el ser humano busca a un dios enojado o misterioso. Por lo que tiene que rogar para que lo acepte, si es que hace lo que la religión le pide.

 

El cristianismo es completamente distinto. Dios se acerca, Él nos llama y espera nuestra respuesta. “Venid a mi” dijo Cristo Jesús. Para eso nació, para que podamos llegar a Dios. ¿Porque? Por que el Señor Jesús es el único camino, Él es la única verdad  y Él es la vida que Dios nos regala para que podamos salir del pecado y ser librados de la muerte eterna. Jesús nació para darnos vida y sólo Dios puede dar vida. Por eso sabemos que Jesús es Dios. ¿Crees que Jesús nació, murió y resucitó para que tu tengas salvación?

 

No esperes magia para navidad, no esperes minutos de felicidad. Recibe la alegría y gozo eterno de vivir una relación personal con Dios, por medio de Cristo Jesús.
No olvides: el reino más poderoso del mundo, que nunca ha fracasado, que nadie ha podido derribar y continuará por la eternidad, comenzó en un humilde pesebre en Belén.

 

Celebremos al verdadero rey, al Señor Jesús

¡Deseamos que tengas una bendecida navidad en Cristo Jesús!

 

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Acompáñanos este domingo. Veremos más acerca de este hermoso acontecimiento que celebramos.
+ cómo llegar Ver programa de Navidad 2011